dimanche 15 avril 2007

Un día casi playero


El lago Léman es el más grande de Suiza, al punto que sus aguas no solo banhan dos cantones (Ginebra y Vaud) sino también parte de territorio francés. Claro que eso no significa mucho teniendo en cuenta que la frontera francesa está a dos horas en auto, pero en fin. Dentro del cantón de Vaud, la ciudad de Lausanne (Lausana para los amigos) cuenta con una extensa y muy concurrida "playa" gracias a este lago. Cero olas por supuesto, pero ese no es ningún inconveniente para alguien que prefiere el Mar Mediterráneo al Océano Pacífico (que no sé de dónde le pusieron el nombre, porque a mí me ha revolcado sin medida ni clemencia) y que básicamente bajaba a la Pampilla y a Makaha para leer periódicos y narcotizarse bajo el sol antes que para darse un chapuzón. En resumen, el lago me viene bien. Hay una especie de arena blanca y hartos árboles que dan buena sombra, falta no más el olorcito a mar salado, el vendedor de helados Glacial (uno de mango por favor) y el cebichito subiendo a Barranco.
Aunque por acá todavía estamos en primavera, ayer tuvimos nuestro primer día de "lago" con parrillada, chibolos jugueteando por todos lados y amigos multiculturales. Y a juzgar por esa apacible tarde de sábado, mi verano se anuncia aceptable.
Una de las cosas que me perturbaba de venirme a vivir a Suiza era la lejanía del mar, es decir la ausencia de mar en el país y la necesidad de viajar varias horas para ir a un sitio donde yo solía llegar en quince minutos a pie, o sea la playa. Yo, que siempre preferí nadar en piscina que en mar abierto; que me acostumbré a la playa de piedras porque la arena me ponía de mal humor; que solo me metía al agua cuando la temperatura ambiental superaba los treinta grados y si y solo sí no había ninguna ola en el horizonte. O sea, incluso podría haberme sentido feliz de alejarme del mar por un rato. Pero no pues. Quizá no soy una fanática tradicional del mar, una amante del riesgo y la aventura con la piel curtida por el sol, pero le tengo carinho a mi manera. Si no, hubiera podido broncarme en la azotea de mi casa no más.
El lago nunca será lo mismo, of course. Pero está bien por el momento. No se olviden que como me vine en diciembre, me perdí el verano limenho. Primera vez que no marmoteo cada sábado frente al Waikiki leyendo mi Somos para encontrarle los errores y arruinarme el fin de semana. Primera vez también que mi verano (falta casi nada para junio!!!) tendrá por escenario un lago donde se puede hacer topless (alguien necesitaba buenas razones para venir a visitarme?). Aleluya, el Sol sale para todos.

13 commentaires:

Milagros Mejía P. a dit…

Jen,

Preparame el lugarcito que allí voy para hacer topless al mejor estilo de las chin.chin. Y prometo llevarte un Glacial y la última Somos que estuvo muy buena.

Una preguntita: ¿No es cierto que el Vela llegó corriendo al Crillón? Ahora se hace el loco...hay que comprale urgente Memorex. Y metérselo caleta en su chela o en lo que tomé en el Dragón.

MM

Jen a dit…

Buena! mira, yo estaba haciendo memoria sobre el affaire chin-chin y no me acuerdo de haber visto a vela!!!! pero tampoco te vi a ti, así que todavía tengo serias dudas sobre su testimonio

schatz67 a dit…

Hola,

A veces leo tu columna y sin estar completamente de acuerdo 100% en el enfoque de los temas me gusta el manejo del lenguaje y la originalidad con la que desarrollas los artículos.El del fin de semana me gustó mucho, desmitifica un poco la imagen que se tiene desde la otra orilla y ójala que les termine de hacer entender a algunos que las mujeres hoy por hoy bailan al son de su propia música.

Voy a seguir leyendo tus crónicas sobre tu adaptación a la vida en Suiza.Si bien quisiera que muchas de las cosas que se viven en Suiza pudiesen ser adaptadas a nuestro país (orden,seguridad y hasta la intrascendencia del presidente)no estoy seguro de querer hacer andar a mis huesos por allá.Te deseo la mejor de las suertes en el día a día.

Saludos

Jorge

Jen a dit…

Gracias por tus comentarios Jorge, para eso estamos, y bienvenu

Mila a dit…

Bueno, yo no tengo tan buenas "razones" como las tuyas para que me vengan a visitar...pero tengo mar! Está a dos cuadras de mi casa, también se hace topless y hasta venden algo muy parecido a nuestros Glacial helados (hay de mango!). Pero, y no sé si tendrá que ver con nuestra temperatura de origen, aun en pleno agosto, cada vez que me acerco al agua el sudor se me va volviendo gélido y hasta me olvido del calor que me llevó allí. Entonces vuelvo a mi toalla, abatida y malhumorada, maldiciendo los vientos atlánticos, hasta la siguiente crisis de calor. Pero tienes razón, amiga, la cercanía del mar, su olor, la brisa, el ruido de las olas, es de lo más tranquilizador que hay. Aunque a veces pasemos meses sin ir a verlo, basta saber que está.

Jen a dit…

ah no, ahora la que tiene hartas razones para visitarte soy yo. no te libras!

Anonyme a dit…

hola, soy car'e poeta. Yo estoy lejos de la playa pero le soy fiel a mi Barranquito en el pensamiento. Espero que al menos Barranquito me sea fiel también, ya que una que conozco (y que tú conoces) no puede con su genio. Un abrazo chatanaza, suave con los horns!!!!!!

Jen a dit…

caradepó!! anoche sonhé contigo...

Fiore a dit…

Yo les ofrezco parques de todo tipo, con y sin lago, tambien playas congeladas y sin holas y terrazas de todo tipo. En todos los lugares por aca puedes hacer topless, asi es que preparen maletas (no olviden meter paciencia y mucha suerte apra que lleguen en un dia de sol y calor, que ahsta en verano son escasos) y vengan a Bruselas... por si acaso, no soy esa infiel de la que habla car´e poeta...yo ya deje esas buenas costumbres de lado!!

Anonyme a dit…

publicaras fotos, imagino... del topless ps.

schatz67 a dit…

Postea mami postea...

Pensaba que habías colgado algo nuevo.En todo caso quería comentarte que me gustó mucho tu artículo del sábado.Alguna vez ya había escuchado reflexiones sobre el machismo del castellano pero los comentarios habían sido en un tono lastimero-feminista.Creo que tu enfoque es distinto y bastante real,el posicionamiento escalado de las mujeres en todo orden de cosas hará que el lenguaje se adapte sin morigeramientos a la necesidad y descripción real de cada actividad y no a algun prurito o connotación interesada.

Postea mami postea...

Saludos

Jorge

Jen a dit…

fotos del toples? pucha dificulto, de verdad no te pierdes nada.
Jorge, ya puse otro post, carambas. alguien me dijo que la vida en suiza era sumamente apacible, y ya ves cuánto me cuesta encontrar algo que postear.

Anonyme a dit…

ese carepó es Jaime Rodríguez Zavaleta, el que escribía en Somos.