jeudi 27 décembre 2007

Beso suizo

Los suizos se sorprenden cuando les digo que en el Perú solo nos saludamos con un beso. Porque ellos se dan tres. Tres besos es mucho beso incluso para alguien que te cae recontra bien, y ya ni te digo para alguien que ahí no más. Pero lo que no saben es que si bien nos damos un solo beso, este incluye sobadita de espalda y hasta abrazo cuando estás de buen humor. Acá no, casi casi te dan besos con los brazos cruzados. Claro que para pasar al nivel tribesal tienes que tener cierta confianza con tu interlocutor, sino apretón de manos no más para persona, animal o cosa. Lo complicado, al menos para mí, viene siendo descubrir cuándo ha llegado el momento de empezar a dar besos. En mi curso para profesores de idiomas -tuvimos unas cuarenta sesiones- solo nos besamos el último día. Bueno, yo de vez en cuando me pajareaba y chantaba besos a discreción, pero no tenía mucha acogida que digamos. Con mi familia política sí son tres besos, pero a veces te cansas: o sea, si te estás yendo a dormir y solo quieres dar un beso de buenas noches, no pues, son tres porque sino la otra persona se queda en el aire y hay que improvisar un chiste en lengua extranjera que generalmente no sale bien y todo es un bochorno. Encima, cuando ya te estás haciendo a la idea de dar tres besos, resulta que apareces en Francia y ahí solo tienes que dar dos, entonces al tercer acercamiento terminas con el piquito en el aire haciendo el gesto rochoso del beso que no fue y de pronto te dicen "ah, es que vienes de Suiza" y empiezan a imitar el acento (hay muchos, pero el que imitan es el más feo), a hablar despacio (los suizos tienen fama de lentos, diría que merecida pero todavía es muy pronto para generalizar) y a sugerir que algo huele a queso (como si no hubieran quesos en Francia). En todo caso, los franceses son más dados al tocamiento que los suizos, y se besan entre hombres con un afecto que solo he visto entre argentinos, italianos y entre algunos peruanos después de varias rondas de chelas.
Cuando estamos en Lima, Magtán tampoco la tiene fácil. El pobre se pone en firmes para dar sus besos pero no solo se queda a medio camino entre el primero y el segundo sino que antes de que pueda evitarlo ya tiene a alguien abrazándolo efusivamente, y antes de que pueda ordenar a sus extremidades superiores que reaccionen ya quedó como el gringo malagracia que no responde a los gestos de afecto que tanto nos gustan a los latinos. En todo caso, estamos parches porque para muchos por estos lares yo debo ser una confianzuda manolarga.

7 commentaires:

Yani a dit…

jaja que risa lo de los besos, me identifiqué totalmente con muchas de las situaciones que has descrito!

feliz anno nuuevo! ...y con tres besos

Jen a dit…

Hola Yani! Tú también andas en tierras extrañas me parece, no? Dónde era que vivías? Feliz 2008, con beso y abrazo

Dra Lulu a dit…

Jen, que gracioso esto de los besos!!! y es bueno saber que vuelves hacia "estas partes del mundo", espero que no se te haya pegado mucho la costumbre que terminas ´besuqueando´ a todos por acá; he leido algunos de tus posts, amén de tu columna sabatina que trato de perdermela, me entretiene bastante; es la primera vez que te dejo un comment y lo hago para desearte un muy buen "Feliz Año Nuevo". un beso por triplicado ...

noseasloco a dit…

"el gesto rochoso del beso que no fue"... jajaja!! me ha pasado, sin necesidad de irme a europa...

buen blog, saludos!

Jen a dit…

Dra Lulu: no creo que se me haya pegado, de hecho creo que un solo beso es la cantidad perfecta, dos no está mal, pero tres!!!
No seas loco: hey, para la próxima navidad te mando mi foto como mamanuela!

danidani a dit…

jaja, estoy hace unos meses en suiza y lo de los besos tbn me mareó. Especialmente q para el saludo navideño me haya dado la mano gente con la q paso 8 horas al día! Mostro tu blog, lo leía ya antes de imaginarme q llegaría a este pais y ahora tbn vivo cosas "extrañas". Disfruta lima!

Anonyme a dit…

Hola Quesa Zuiza:
Hace buen rato que no escribes un nuevo posta. Tus lectores ya te estamos extrañando.
Un beso
Janet