dimanche 11 février 2007

Sobrinas


Pauline, Justine y Melisa son hijas de Carinne -hermana de Magtán- y Hubert. En la foto solo falta Nathan, que no vino hoy al cine con nosotros porque como solo tiene 5 anhos, las payasadas de Ben Stiller no necesariamente lo divierten. Los seis forman la familia Lamey-Hamel, bastante más numerosa que el promedio suizo, europeo y hasta peruano diría yo; pero los padres de Magtán tuvieron tres hijos (Magtán, Carinne y Fabien), así que para ellos no parece ser mayor novedad esto de las aglomeraciones genéticas. Creo que a Magtán también le gustaría que sigamos -o sea, que yo siga- el ejemplo de su madre y su hermana, pero por ahora tiene que arreglárselas para convencerme de mandarme a encargar el primer Hamelito. Y hemos quedado en que -si y solo sí todas las condiciones son favorables, calentamiento del planeta incluido- de dos no pasamos.
Pauline y Justine, de 12 y 10 anhos respectivamente, son más grandes que yo. Una lástima porque a las dos les encantan mis zapatos, pero ya calzan 37. Melissa, de ocho, me va a pasar dentro de tres meses, cuando mucho.
Las tres son educadísimas y muy graciosas, pero de todas maneras una tarde completa con ellas es extenuante. Magtán apenas puede mantenerse despierto en el camino de regreso a casa. Y eso que estuvo a punto de perderlas durante el entretiempo de la película. Se suponía que iba a comprarles golosinas y llevarlas al banho; pero se le ocurrió salir a fumarse un cigarrillo, y como las chicas no lo vieron, volvieron a la sala a buscarme para que yo les compre sus dulces; la cosa es que él se quedó esperándolas, y luego todos nos cruzamos afuera.
Aprovecho su fatiga para hacerle notar lo difícil que debe ser tener que cuidar un ninho más chiquito todo el día, durante por lo menos 18 anhos, pero él no acusa recibo. Las indirectas no son su fuerte. Habrá que invitar a las ninhas más seguido, pero a partir de ahora con su hermanito más.


En la foto: Pauline, Justine y Melissa.

16 commentaires:

Anonyme a dit…

Qué flojera, querida, a los treintaipocos empezar a corretear a un bichito por toda la casa/jardín/parque/cine o donde sea que vayas o, lo que es peor, no vayas. Eso sin contar la eterna pregunta de "lo/la estaré educando bien??" atormentándote mañana, tarde y noche. En fin, Que la fuerza te acompañe!!!!

Lula

Jen a dit…

lula??? del rico san miguel?

Anonyme a dit…

Nop. No nos conocemos, lectora de tu columna nomás soy y estoy fascinada con tu blog he de decir. Pero como Lima es un pañuelo, viendo tus fotos descubro que tenemos un amigo en común: Aldo Vela, al que conozco de cuando recaló en la especialidad de Bibliotecología y Ciencia de la Información de la Pucp en busca de la ansiada formalidad académica, supongo...=)
Saludos,

Lula

Jen a dit…

qué gracioso. lo que pasa es que Lula le decíamos a una amiga de mi barrio hace anhales.gracias por la visita, lo

ABRIL a dit…

Hola aquí otra lectora de tu columna en Somos y me topé con tu blog (recomendado por Peru21), y bueno ya somos tres (con Lula) las que la estamos pensando bastante al respecto de cumplir el ciclo de la vida como se debe (naces, creces, te reproduces ¿? y mueres) Ah y ya me dio curiosidad por ver tus zapatos - Abril

Jen a dit…

mis zapatos son chiquitos como de munheca. mentira. no sé qué decirte del ciclo de la vida, en todo caso, no acepto responsabilidades por nada que eso pueda acarrear.

Fiore a dit…

Yo por el momento me ocupo de cuidar hijo ajeno, asi le doy tiempo a mi instinto maternal de hacerse presente....
Buiiiina con el Aldito Vela!!!

Jen a dit…

uy manita no te vaya a salir el instinto por la culata

Mila a dit…

Amiga, con tantas seguidoras de tu columna, por qué no hacemos de una vez una revista online?

Jen a dit…

cómo sería eso?

OMAR ZEVALLOS a dit…

Jen, en realidad tienes un ejército de seguidores. Hazle la competencia a los Miró Quesada y funda un nuevo imperio del periodismo nacional.

Anonyme a dit…

Alucina que sí. No sabes el ejército de conversas a la religión "Monólogos de la bajita" que existen en el medio. Es más, la única Somos que circula en mi colectivamente playera casa Puntanegrina, es casi canibalizada por leer tu columna, tanto que ya implantamos la lectura en mancha nomás para evitar arranchamientos o brotes de violencia. Eso sí, los viriles de la casa (incluido Bryce, mi perro) se abstienen de hacer cualquier comentario...=)
Lula

Mila a dit…

Sería sin hora de cierre, y sin miró quesadas,eso te lo puedo asegurar. Por lo pronto, ya tienes varias "bajitas" en el exterior que quisiéramos volver a ser leídas. A ver si le das vueltas.

Jen a dit…

Lula, cómo se te ocurre mencionar la palabra playa!!!! y yo que tirito mientras escribo esto. igual gracias, también a ti Omar. Con Mila tengo que hablar directamente y sin escalas.

Anonyme a dit…

ah qué??? no hay playa en Suizaaaaaaaaaaaaaa???? Ni siquiera una artificialita??? Ke peeeeeeena!!!! Eso te pasa querida, por mudarte a la Bolivia europea pes`. Bueno, acá el sol está esplendorosamenta africano, Punta negra te mete tu revolcón pero cumple su misión refrescante y Helados Glacial todavía no quiebra...inforrrrrrrmó, Lula (que amaneció un poco malévola hoy). =)

Jen a dit…

un poco malévola??????