lundi 27 août 2007

A los que se fueron ...

... no les ha pasado que cuando conversan con sus amigos de Lima de pronto sienten que se han convertido en los actores invitados de unas vidas donde antes jugaban papeles protagónicos?
... que todavía no se terminan de ir de allá, que tampoco han llegado del todo acá, y que están en medio de un viaje con rumbo desconocido?
... que se dan cuenta que ya no quieren volver, aunque a veces dudan de querer quedarse, y solo les provoca que alguien tome las decisiones por ustedes?
... que sufren ataques de pánico porque se dan cuenta de que lo que extrañan ya no está ahí porque todo se transforma día a día, y lo que ahora está ahí no necesariamente es lo que les gustaría encontrar cuando vuelvan?
... que saben que han perdido mucho y aún no están seguros de qué es lo que han ganado pero tienen claro que lo perdido no podrán recuperarlo tal cual y lo que haya que ganar quizá sea distinto de los que esperaban?

A mí me están acosando estas sensaciones, y será un alivio saber que no soy la única

21 commentaires:

Petisita a dit…

Pues no eres la única. Eso pasa siempre que te vas. Algunos se acostumbran mas rapido otros viven con la ostalgia a flor de piel y aun a pesar de no estar en el pais de origen por 15 años, viven y sueñan con un tiempo pasado que muchas veces no fue mejor. Hay que tratar en la medida de lo posible de integrarse al lugar donde hayas ido, de no vivir de memorias, ni de nostalgia que nos hacen ni ser de aqui ni de ahi. Una vez que cortas con esos lazos, ya esta. El dia que lo hagas vas a ver, será como ser libre por primera vez, sin ataduras a nada, tanto es asi que puedes ir de un lugar a otro sin ningun problema, sin remordimientos ni penas dejas, y con las mismas aceptas a los que se van.
Habla la voz de la experiencia :)

Jen a dit…

se agradece petizustra

Guachafitera a dit…

Confirmo en que no eres la única.

juan carrillo a dit…

pfua! más claro no podría haber resumido todas las largas conversaciones sobre el asunto (la última fue hace un par de días). muy bacanes tus pregntas!

muchos saludos desde zureich.

Jen a dit…

como verás faltó tiempo para terminar la conversa. o sea, se impone otra!

George a dit…

ah si, siempre sucede, justo hace unas semanas conversaba con una amiga sobre ese tema

Mil Orillas a dit…

Jen, no eres la única...claro que no! Qué bien has descrito las sensaciones...
Si te sirve de algo, aunque esos sentimientos, esas dudas, no desaparecen del todo, sí se apaciguan, se amainan. Y se enriquecen. La mirada se enriquece.
Sólo el tiempo, amiga.
(Tengo 9 años fuera de mi país).
Yo corté el cordón hace tres años.

besos

Jen a dit…

con bloggers así quién necesita antidepresivos, lo máximo

Juancho a dit…

Hola Jen,
que pasó con el post anterior ?
siempre publicaabas los comentarios al poco tiempo que alguien los colgaba, esta vez me esmeré ecribiendo y alrededor de una semana nunca apareció nada. Asi perdí las ganas, aunque no soy alguien de tu circulo igual se comparte ser peruano en centroeuropa.
saludos

Jen a dit…

sorry juancho, no recibí nada, por la sarita

KTC a dit…

pues, no eres la única (respuesta comùn pero verdadera)

un beso,

ktc

zer a dit…

Definitivamente no eres la unica... no seria increible poder tenerlo todo??
Gracias por escribir exactamente lo que estoy pensando =)

maría malló a dit…

Cuando regresé de visita a Lima después de un año fuera, mi mejor amigo que llevaba algunos meses ahí despues de pasar unos años --con visitas-- en Cuba me dijo: "Hace falta regresar para irse de verdad".
Yo al comienzo no entendí, pero luego me di cuenta de que era muy cierto, que había necesitado regresar para des-idealizar.

Lo cual no significa mucho... Ni alivia el drama este del auto-exilio con sus placeres y culpas.

Mario a dit…

Paf! El título "A los que se fueron...", con sus puntitos suspensivos más, suena a elegía o a pedido de respuesta vía Ouija, más que a pedido de respuesta de los que estamos fuera del Perú. Igual, respondo. Te va pegando menos con el tiempo. A mí, personalmente, como me fui a los 25, lo que más me pesó al principio fue que la gente no se juerguea como en Lima. Pero creo que lo crucial es que lo que has dejado no se va. Lima permanece mucho más idéntica a sí misma de lo que permanece uno, y la gente allá sigue en lo mismo y harta de ello. Las canciones de cada temporada son igualitas a "la mayonesa", aunque con diferente letra. Lo loco es la resignificación: uno no dejaría de vivir lo nuevo por nada, Europa, el primer mundo y todo eso, pero a menudo con la ilusión de viajar a Lima, a contarlo junto a unas chelas y unas gentes específicas: estar afuera al principio se siente como un paréntesis o una cita pajísima en otro idioma pero que solo se entiende en el contexto de algo escrito en "limeño". Pero luego te das cuenta de que no, que el texto es mucho más individual, y que las citas vienen de todos lados, y que la gente a la que esperabas contársela no lo entiende ni le importa, (a menos que luego se vaya). En fin. abrazotes

Jen a dit…

o sea que tengo que ajusta no más. de todas maneras, gracias por la solidarité a tutilimondi (Marito, me prometes que Lima no cambia tanto como uno imagina?)

moniq a dit…

Grande, chata!
De pura intuicion y gracias a experiencias ajenas (y a la literatura), una puede mas o menos anticipar el cumulo de emociones q la mantendran ocupada al inicio de la nueva vida, pero la mera mera siempre es mas jodida, no?
Lo bacan es q -como deduzco por tus palabras q tambien te pasa a ti- nunca jamas habra lugar para arrepentimientos.
Debo reconocer q yo corte tan de hachazo los lazos con Lima q con las justas si he cruzado algunos mails y un par de llamadas de cumpleanhos. A mis amigos siempre los tendre presentes en mis afectos, pero necesito crear nuevos vinculos.
Es siempre alentador saber de otras almas atravesadas por la misma nostalgia. Habria q hacer una cadena de blogs de peruchas expatriadas...

Jen a dit…

moniqqqqqqqqq en qué punto entre sudáfrica y la comunidad hermética nos vamos a reunir??? (a menos que no estés en sudáfrica)

Fiore a dit…

Mis mecanismos de defensa son tan tan poderosos que NIEGO absolutamente haber sentido, pensado o sospechado siquiera eso que dices... solo se que luego de vivir a 16 horas de los/los que me acogieron por 30 años, luego de aprender a alegrarme, molestarme y defenderme en frances, luego de haber renunciado a que mi profesion determine lo que soy, luego aprender a ser generosa al mismo tiempo que envidiosa y egosita, luego de saber finalmente como respirar 10 veces antes de restregar horrores a quien me lastima o desengaña... despues de todo eso, YO no soy la misma...pero todo lo demas sip!!

Mila a dit…

Durante los tres años que estoy fuera, no ha habido día en que me haya levantado de la cama sin preguntarme por qué me fui y en qué estaba pensando realmente cuando lo hice. A esa pregunta, cuya respuesta ya poco importa, se ha ido sobreponiendo la sensación de que ya no podría volver, y que más bien podría irme a cualquier otro lugar y finalmente seguir sintiéndome como de ninguna parte. Finalmente, lo peor ha pasado, es decir, haber tenido que enfrentarme a mí misma, sin profesión, sin notoriedad, sin amigos, sin idioma, sin voz ni palabra.

MaCe a dit…

Es mucho más fácil detectar las cosas que nos son ajenas (o nuevas) con el paso del tiempo cuando nos vamos del país. Pero qué de los cambios que ocurren en nosotros (que obviamente no percibimos porque se van dando de a poquitos) y que hacen que las personas y los espacios que dejamos tampoco nos reconozcan? Lo que quiero decir es que es un camino de ida y vuelta y lo más sano/sabio es aprender a fluir y no por eso dejar de sentir... querer sin apego. Y claro abrazar con curiosidad y gratitud las vivencias que encontramos en los nuevos espacios.

Yani a dit…

para nada la Unica, comparto lo que dice maria mayo de que te vas y vuelve y luego te vuelves a ir y cada vez te sientes menos parte de tu propia telenovela, pero igual, asi te hayas ido diez veces, ahi dejaste TANTO, como dice Punset, pensamos desde el pasado, y eso ya nos frego toda la inserciOn en este mundo frio y seco que es la europa del norte

saludos, bacan tu blog!