samedi 17 mars 2007

Doctor Morilles


Shhhhhhh. Silencio en el bosque y échense a buscar. Hemos llegado al point de las morilles, que al parecer son a los champignones lo que papa amarilla es a la papa, o sea la variedad más sabrosa. También es la menos común y, por lo tanto, la más cotizada en el mercado: un kilo de morilles secas puede costar hasta cien dólares en un supermercado.
Por eso, shhhhh, que nadie se vaya a enterar que estamos en uno de los pocos sitios donde ya han comenzado a brotar a estas alturas del anho. Pero quién va a meterse a este fin de mundo, me atrevo a replicar haciendo gala de mi terco escepticismo citadino solo para toparme con la severa mirada de Magtán que acaba de extender el brazo para mostrarme a otro recolector que se aleja en la dirección opuesta de nuestro rincón del tesoro. Ta bien, mejor me callo.
La primera vez que Magtán me contó sobre la tradición familiar de salir a buscar champignones todavía éramos novios virtuales, así que solo pude ver las fotos de su botín y no se parecían en nada a los champignones limpiecitos y perfectamente envasados que se venden en Santa Isabel. Esos son "paris", me explicó mi futuro esposo. Resulta que los paris los encuentras casi por todas partes durante el verano, pero también hay bolets, trumpets, chanterelles y unas cincuenta variedades más, por hablar solo de los que se pueden comer. Claro, también están los venenosos. Así que mejor no te pongas a recoger champignones si no sabes del tema.
De hecho, la experiencia puede ser muy frustrante si no conoces las temporadas de cada variedad, sus formas (para poder distinguirlos entre la maleza) y el hábitat en que suelen desarrollarse (los alrededores de los árboles poblados de musgo, las quebradas cubiertas de hojas secas, las orillas de los riachuelos). También debes estar dispuesto a ensuciarte las manos y la ropa, porque no hay manera de distinguirlos a menos que claves la rodilla en el suelo y apartes delicadamente ramitas, hojas, dátiles secos y demás. Delicadamente es la palabra clave. Tienes que tener cuidado donde pisas porque de un solo zapatazo puedes estropear un hermoso grupo de champignones.
Hemos dejado el auto al borde de la carretera. Luego de caminar un poco a través del campo, tomamos una trocha que data de la época medieval -y que desembocaba en un castillo del que ahora no quedan ni rastros- y finalmente nos desviamos otra vez, ahora sí en el bosque, bosque. Hay que trepar un poco, y bajar de nuevo hasta llegar a un río seco. Una vez ahí, shhhh.
Luego de una hora de escrutar minuciosamente el suelo, regresamos a casa con diez morilles pequenhas. Suficiente para una buena salsa que queda buenaza con cualquier carne. No está mal para ser la primera salida del anho y mi debut absoluto en estas lides. Bon appétit.

PD: En la foto, la morille es esa cabecita negra junto al dedo de Magtán. Hay que sacarla de raíz. Hoy solo encontramos chiquitas, de entre dos y cinco cms., pero pueden llegar a medir hasta 30 cms. de alto, y entonces se les llama morillons.

25 commentaires:

Anonyme a dit…

Hola, ¿como estás?, debo confensar que este último mes me he vuelto fanatica de tu sección de somos, me gustan mucho los temas que tratas, tu manera de redactar y tan solo esa peculariedad que hacen únicos tus textos.
Cynthia

Sofía S. a dit…

Hola, ¿cómo estás? debo confensar que estos últimos meses he leído siempre tu sección de somos, me parece que le das un enfoque insulso a los temas que tratas; tu manera de redactar quiere llegar a ser una especie de Sarah Jessica Parker en Sex and the City de manera tan torpe y esperable. Diametralmente opuesto a lo que piensa la comentarista de arriba, los monólogos de la bajita me parece una sección desechable que no aporta ni dice nada nuevo ni siquiera en charla de regias de peluquería.

Jen a dit…

Pero claro que me encantaría parecerme a Sarah Jessica Parker, aunque sospecho que te refieres a la periodista Candace Bushnell, autora de la columna Sex & the City, que luego se convirtió en un exitoso libro y que finalmente fue llevada a la televisión. Por cuestiones temáticas y estilísticas, yo me siento más cercana al estilo de Las12, y me gustan mucho Camille Paglia y Maureen Dowd.

Martha a dit…

Que hablen! bien o mal, la cosa es que hablen,no?
En lo personal,creo que si compro Somos, puedo leer las secciones que me gusten y dejar de leer las que no, pero bueno pues tambien puedo opinar sobre el contenido de una revista que pago por leer (si nos vamos a ese argumento taaan frecuente de pago ergo opino)
En contraste con lo anterior, entro en tu blog porque me invitaste, por que me gusta la variedad de temas que se te ocurren y porque me encantan tus saltos entre ese puntito acido que me hace morir de risa y ese abrir el corazón compartiendo tus nuevas vivencias, que no deja de sorprenderme.
Me parece muy osado y muy soberbio entrar a tu blog (digamos a tu casa) y despotricar contra lo que escribes (tú, la dueña de casa), si no me gusta no vengo, si no me gusta no leo... y me voy a la pelu porque quiero ser regia y hoy toca hablar de micología, hija!

Jen a dit…

oe martha no te hagas la proper, que la que te invitó a mi blog fue mi hermana!!! beso

Fiore a dit…

Habla insulsa!!!
Y los hongos que yo uso para preparar mi boloñesa, cómo se llaman?si son de esos que andas encontrando, manda pe!!
Y esa ñaña? se levantó con el pie izquierdo y vino a liberarse de la indigestion que le provoca leer "siempre" cosas que no le gustan?...pa que no andes vomitando por ahi, sin que ni por qué.. no leas pi!!!!!!!

OMAR ZEVALLOS a dit…

Me los imaginos como los druidas galos en busca de muérdago para las pociones mágicas... pero me encanta tu blog. Te felicito.
Omar

Jen a dit…

el más decepcionado es magtán, que esperaba que sus morilles fueran un hit, con récord de comentarios y todo.

Jen a dit…

gracias Omar!! (merci, dice Magtán)

Fab a dit…

Realmente hay que saber buscar y reconocer los hongos. Y "chapeau" por haberte metido en esa nueva aventura "buscando champignons"... que requiere bastante paciencia y buena vista!

Por aquí (en Bx), nosotros salimos a buscar "cèpes" en octubre del ano pasado (en los bosques, súper temprano, tal como lo describes, y es cierto que hay mucha competencia a los alrededores :)). La verdad que no se si habrán también variedad de "cèpes"... pero nuestro resultado después de 2 horas + o -, no estuvo tan mal. Lastima que no se pueda adherir una foto, hubo una que estuvo perfecta y súper deliciosa, a la "persillade"(cèpes, papas, ajo y perejil) acompanado de un buen trozo de carne de res a la parrilla :)mmm buenazo!!!. Bon appétit!!

Martin a dit…

Ah! Nous aussi on va récolter des cèpes avec Jenny. Ici les premiers arrivent en juin (cèpes d'été et cèpes rouges)jusqu'en novembre.
Vivement l'été!

Jen a dit…

dice Magtán: "Nosotros también recogemos cèpes (digo yo: ah si? mira tú, y yo ni enterada) Acá, las primeras salen en junio -cepès de verano y cèpes rojas-, hasta noviembre. Que llegue pronto el verano!"

sofía s. a dit…

en realidad, pensaba juntar un par de fragmentos, citas y demás para demostrar mi punto.

ahora, yo no refuto si en el blog de la srita. Llanos escribe si tiene bichitos encima. absolutamente, no. lo que fastidia es que un texto de esa calidad sea difundido de manera masiva en la que -tristemente- viene a ser la revista más leída.

desistí de buscar los fragmentos que me hicieron llegar a las conclusiones ya expuestas por los comentarios que surgieron a raíz del post.

prefiero seguir hablando del tema de la completa inutilidad de la columna.

muy fácilmente encontraré con quien hacerlo. ahora podré decir que me remití a las fuentes y despejé las dudas.

muchos saludos.

Jen a dit…

sofía, celebro que te guste discutir sobre asuntos de absoluta inutilidad, y que tengas interlocutores para hacerlo. provecho.

ABRIL a dit…

Jajajajaja la cagaste! En fin cada quien lee lo que le da la gana y al q no le gusta pues no lo lee!
Guau! Recién me entero de tanta variedad de honguitos... a ver cuando nos cuentas una nueva experiencia culinaria con los Morilles!!

Jen a dit…

hola abril, yo creo que ya fuimos con las morilles. pero apenas reaparezcan prometo reportar.

Anonyme a dit…

es que es como pisas caquita de perro en la calle y no te la puedes quitar todita.

Jen a dit…

...te vas a la casa del vecino para sacudirte?

Anonyme a dit…

me quejo con el duenho

Jen a dit…

lógico, no tiene sentido quejarse con el perrito o la perrita

Anonyme a dit…

y menos aún reclamarle a la caquita

Jen a dit…

me parece que tu metáfora cojea, pero whatever. en todo caso mira bien por donde caminas. ahora deja de jorobar, y remite tus quejas sobre higiene pública a donde corresponden.

Anonyme a dit…

Micología le llaman a la parte de la biología que estudia los hongos; micófago a aquel ser que come hongos, y micólogo, persona que se dedica a la micología o que tiene especial conocimiento sobre estos seres. Al parecer Magtán encaja en varias de estas ascepciones y es que francamente los hongos son buenasos. Te acuerdas de aquel almuerzo-tono de Care Poeta y la Wiener, fácil cumple de uno de ellos (cuando vivían en la casa de Rabí) en el que preparé cebiche de champiñones? Un hit. Personalmente los boletus y portobellos -estos últimos a la parrilla marinados con ajo, culantro y aceite de oliva- son mis favoritos. Acurio prepara setas del valle de Urubamba en un kapchi bien power. Rico, pe. Lástima que aún sean tan caros en Perú. Jorge

Jen a dit…

claro que me acuerdo, cebiche de champignones!!!!! no te preocupes, que yo ya estoy reservando mis champis para llevarlos cuando vaya a lima.

tchapie a dit…

Hola. No he terminado de leer tu blog y ya te estaba escribiendo. Por curiosidad si lei lo que ponen de comentarios y veo que son muchos peruanos o chilenos, no?
Bueno, la cosa es que soy venezolano, criado en Canarias y vivo con mi futura mujer en una ciudad cerca de Ginebra. Hace 2 o 3 años empezé a recoger setas en Canarias y en Suiza (lo malo es que solo conozco un sitio bueno en Valais) y busco gente para salir de paseo y recogida de nuestros amigos fungicos. Es que podrías contactarme? chapado_bohemio@hotmail.com. Yo también tengo un blogspot (con muchas anecdotas, fotos y recetas con hongos), pero viendo como está la cosa de comentarios prefiero no ponerlo aqui, selecciono a la gente que quiero que lo lea. Seguiré leyendo el tuyo a ver si me entero de que hablan por aqui y de paso ver si me quito unas cuantas incógnitas sobre tu procedencia y ´donde te encuentras en Suiza. Hablamos lo demás mas en "privado" Saludos desde Ginebra (UNIMAIL)

Fede