vendredi 8 décembre 2006

Periodista

Justo en este momento se les ocurre interesarse en mi profesión. Me lo preguntaron en tres, cuatro, cinco, ya ni sé cuantos formularios migratorios entre Lima y Basilea. Periodista, escribí sin dudar la primera vez. Soy periodista ? o Sigo siéndolo? Supongo que sí, aún tengo una columna en la revista más leída del país aunque nadie me lo crea acá.
Antes de salir de Lima, el empleado de migraciones se distrae con la foto de mi pasaporte. He engordado pues, y el senhor dice que no parezco yo. Bueno, qué puedo hacer, le contesto, de pésimo humor. Jennifer Llanos, lee sílaba por sílaba. La del comercio? Sí, respondo con más aplomo, la misma. « De Somos no ?, así que de verdad existía, pensé que era un invento ».
Debería haberme alegrado, y casi lo logra. Pero la realidad es que esa será la última prueba de que existo profesionalmente que recibiré en buen tiempo.
Mi novio me ve dudar con el formulario de Caracas. « Egues peguiodista amog ». Ya no sé, le digo. Una periodista sin plazos de cierre, sin deadlines, sin estrés, sin invitaciones. Qué clase de periodista soy. « Entonces puedes poneg menagere ». Gracioso, ama de casa quiso decir. Le sonrío para no terminar de complicar este largo viaje. Menagere. Su vieja.

2 commentaires:

Kike a dit…

Jajajajajaja bien dicho!

Self a dit…

Qué buena!..."su vieja".

Mi abuelita, la menagere mayor, y yo sabemos que existes :)