lundi 22 janvier 2007

Pasivo-pacífica

Cuando no eres nadie no tiene sentido hacer sentir tu presencia. Nadie te va a saludar, nadie te va a mirar con curiosidad, nadie va a reconocerte sin atreverse a hablarte. Mejor que ni se enteren que llegaste. Hablas menos, escuchas más. Sobretodo observas.
Cuando no hablas en tu idioma, el sentido del humor ajeno se te escapa y el propio es muy difícil de articular. El doble sentido en tu lengua materna no tiene sentido alguno fuera de tu territorio. Si entiendes el chiste, llegas muy tarde a la réplica. Eres menos ocurrente, más predecible. Quieres decir manya! y no sabes cómo porque eso no te ensenharon.
Cuando dices malas palabras en otro idioma, ni tú mismo te la crees. A ver entona correctamente trou du cul (hueco del culo, u ojete en todo caso) o haz el gesto adecuado al mismo tiempo que gritas couillon (huevón, casi literalmente). O di simplemente barbecue (parrillada) sin que suene a barbe au cul (barba en el culo). No es pues. Así que evitas las malas palabras o cualquier cosa que se le asemeje, y entonces eres casi otra persona.
Una persona que no mira a los ojos, que mira obsesivamente los labios para tratar de pescar la mínima intencionalidad semántica. Una persona que toma la palabra casi pidiendo permiso, asumiendo que algo está articulando mal, que va a tener que repetir, reformular o decir que no, no dije nada, olvídalo.
Alguien me dijo una vez que soy "pasivo-agresiva" por esa costumbre de sugerir sin decir, de sonreír mientras el resto tira la toalla, porque es preferible que te hagan un reproche en la cara a que te enrostren sin palabras tu falta de fortaleza. Pasivo-agresiva, puede ser. Solo que por ahora ando pasiva no más. Y un poco menos agresiva, quizás.

7 commentaires:

Mil Orillas a dit…

Jen, qué bueno que volviste a escribir!
No te preocupes que todo pasa!
A mí me pasó algo así (y después de 8 años me pasa alguna vez) hablando mi mismo idioma, cuando comencé a vivir aquí. Y a uno, que vive de escribir, eso pega mucho. Pero luego pillas el truco y no hay quien te pare!

cariños!

Jen a dit…

gracias!!! anduve observando, tú sabes.

Patricia a dit…

Chatita linda, así, igual de rara, me siento yo en la radio y ahí todo es en castellano... Imagínate.

Feliz primer mes amiga...

besos

Jen a dit…

hola amigaaaa. estamos en otros planetas al mismo tiempo creo. pero eso no justifica que andes jugando a los carros chocones por toda lima. todo sé. beso!

Mila a dit…

Creo que deberíamos formar un club, amiga. Yo siento todos los días lo mismo, solo que en dos idiomas. Aunque con el tiempo, y dadas las circunstancias, no me ha quedado otra que aprender a decir vaffanculo y vai-te foder sin sentir culpa alguna. Y eso me ha quitado un poco la tristeza, creo.
Besos y buena suerte.

Jen a dit…

Milaaa!! recién veo tu comment. Mamacita tenemos que hablar. beso

Mila a dit…

Una escapadita, amiga? Tú di dónde y cuándo. Eso sí, por favor, que los locales no hablen una lengua diferente a las que ya hemos tenido que aprender! Conéctate y nos ponemos de acuerdo.
Besitos